stanleetodoloqueimaginouña2

Stan Lee: Todo lo que imaginó lo hizo real

Es difícil imaginar un año sin el icónico Stan Lee; sin embargo, su presencia nunca se ha sentido más.

‘Black Panther’ y ‘Spider Man’, dos adaptaciones cinematográficas donde Lee participó directamente, fueron nominadas a Mejor Película y recibieron la estatuilla en la categoría de Mejor Animación en los Premios de la Academia respectivamente.

Podríamos estar preparados para una o dos apariciones finales del ícono de la cultura pop en las próximas películas: ‘Captain Marvel’ and ‘Avengers: Endgame’; muy posiblemente la última de sus tantas apariciones, ya sea dentro o fuera de las propiedades de Marvel.

Por su parte, lo que Stan Lee le dejó al mundo es mayor que la próxima serie de películas de superhéroes que dominan el éxito en taquilla. Este le dio forma a la Cultura Pop que hoy conocemos.

La historia de un genio

Stanley Lieber, más conocido como Stan Lee, creció en una compañía de rango pequeño. Tras varios cambios de nombre, Marvel, como se conoce actualmente, sería la organización que logró llevar al cómic a una plataforma media. Debido a una mezcla de reacción violenta y censura, el cómic se había vuelto muy dependiente del género. Había westerns, misterios y, por supuesto, superhéroes. Las historias, que consistían en personajes que se reproducían fácilmente, tropas predecibles, fueron cambiabas posteriormente por Lee.

Stan Lee convirtió a Timely Comics al Marvel Comics que conocemos hoy.

Este quería que Marvel, en su momento llamado Timely Comics, fuera una compañía que creara algo imitado como lo había estado haciendo hasta principios de la década de 1960. En respuesta al popular cómic de la Liga de la Justicia de D.C., con superhéroes ya icónicos como Batman, Superman y Wonderman, Lee se encargó de crear un equipo de superhéroes que pudiera competir. En lugar de crear un equipo de figuras mitológicas, creó los ‘Cuatro Fantásticos’, un equipo de superhéroes que eran humanos, con fallas y conflictos emocionales.

La popularidad del cómic ‘Fantastic Four’ lanzó la era de Marvel Comics y la ascensión de Lee como escritor de este arte. Pronto siguieron personajes icónicos como Hulk, Spiderman, Black Panther y X-Men. Lee sabía perfectamente cómo hacer historias sobre seres extraordinarios con poderes inimaginables. Los personajes de D.C., en ese momento, eran más afines a los titanes mitológicos. Incluso Batman, un hombre sin superpoderes, era un multimillonario con fondos ilimitados para alimentar su lucha contra el crimen. Las historias de Marvel todavía eran un escapismo, pero los personajes en sí podrían haber sido cualquiera.

No hay mejor personaje que represente esto que Peter Parker, joven que encarnaba al popular ‘Hombre Araña’, un niño nerd que le importaba la ciencia tanto como a las niñas. Lo revolucionario de Spiderman es que cuando estaba en su traje de superhéroe, no había rastro de Peter Parker.

No hay mejor personaje que represente esto que Peter Parker, joven que encarnaba al popular ‘Hombre Araña’, un niño nerd que le importaba la ciencia tanto como a las niñas. Lo revolucionario de Spiderman es que cuando estaba en su traje de superhéroe, no había rastro de Peter Parker.

No hay mejor personaje que represente esto que Peter Parker, joven que encarnaba al popular ‘Hombre Araña’, un niño nerd que le importaba la ciencia tanto como a las niñas. Lo revolucionario de Spiderman es que cuando estaba en su traje de superhéroe, no había rastro de Peter Parker.

Cualquier persona de cualquier color podría imaginarse a sí mismo como el héroe icónico. Es probable que el propio héroe fuera de una ciudad tan diversa como Nueva York. Lee tampoco temía que las historias reflejaran los tiempos y los problemas de la sociedad estadounidense. Los cómics de X-Men plantean una difícil cuestión moral. Las historias eran sobre mutantes, humanos nacidos con poderes que enfrentan la discriminación de la sociedad. El lado “bueno”, dirigido por el Profesor X, quiere integrarse pacíficamente en la sociedad. El lado “malo”, liderado por Magneto, creía que los mutantes nunca serían tratados por igual sin un levantamiento. Muchos lectores han interpretado a los X-Men como una metáfora del Movimiento por los Derechos Civiles que estaba llegando a su punto máximo cuando se publicó el primer número de The X-Men.

Por su parte, el superhéroe Black Panther, un genio cacique africano con alta tecnología, fue creado específicamente para luchar contra las ideas erróneas racistas que la mayoría de los estadounidenses tenían del continente africano y de los africanos. Por 12 centavos, ya no estabas bromeando con historias pulposas, estabas recibiendo historias que de verdad importaban.

Stan Lee podría haberse quedado dentro de los cómics, pero no lo hizo. Su impacto se puede ver en todo, desde el hip-hop a las obras de ficción, y obviamente en las películas. Tengo la edad suficiente para recordar que las apariciones de Stan Lee eran una cosa antes de las películas de Marvel, tal como los conocemos hoy en día. Cultivó la creatividad entre muchos medios e inspiró a generaciones de escritores de cómics y creativos hacer sus sueños. Muchos de los niños que inspiró tuvieron la oportunidad de trabajar con él. Uno de esos niños es el escritor / director Kevin Smith. Tenía que decir esto sobre Stan Lee en su homenaje: “Este era un tipo que se pasó la vida soñando con escribir la gran novela estadounidense, y no se dio cuenta de que lo estaba haciendo una y otra vez. El mundo no necesitaba otro ‘A sangre fría’, necesitaba a ‘Spider-Man.‘

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *