sliderelodiadomundo

El amado y odiado mundo de Karl Lagerfeld

El famoso diseñador Karl Lagerfeld, quien falleció a principios de este año, decidió dejar una herencia millonaria a su gato.

Choupette, como le llamó Karl, es uno de los herederos de los 200 millones de euros que el famoso diseñador dejó al momento de su muerte. Y es que Karl Lagerfeld siempre fue controversial y después de su muerte lo sigue siendo.

Pero ¿quién fue este hombre cuya apariencia lánguida, sobria y elegante deslumbró con sus diseños por tantos años y está retando al sistema jurídico francés con la famosa herencia a su gato?

Pues bien, Karl Otto Lagerfeld nació en Hamburgo, Alemania, el 10 de septiembre de 1933, aunque hasta el final de sus días el insistía haber nacido en 1935. Nunca quiso ser claro con su edad o con los orígenes de su familia, lo cual se convertían en puntos de controversia, ya que, en muchísimas ocasiones, periodistas vinculados a la moda confirmaban su descendencia y su edad, pese a la negativa del diseñador.  Le gustaba de alguna manera ser un hombre enigmático y controversial y su pasado no podía ser menos que su presente.

El nombre Karl Lagerfeld es muy difícil de no asociarse a la marca Chanel, porque a pesar de haber formado parte de distintas marcas como Jean Patou, Chloé, Fendi, entre otras, a lo largo de su carrera, en Chanel es donde el diseñador se consagra y donde posiblemente se sentía a gusto.  Tomó una empresa que venía en picada y la convirtió en el imperio fuerte que hoy en día es. Y es que durar 36 años dirigiendo una marca tan clásica y de un estándar tan alto, no es fácil, sin embargo, lo hizo. Tal vez su carácter y su imagen sobria mantuvo el elitismo y prestigio que esta marca representa en el mundo de la moda, y pudieran haber sido los ingredientes claves para su éxito.

El diseñador alemán era un verdadero genio e innovó el marketing enfocado a la imagen y estilo. No solo lo hizo con su propia imagen icónica de la que hablábamos, sino también supo vender “la moda” como el arte que revolucionó el siglo XXVI.

A pesar de la admiración que muchos le tenían, también tuvo muchos enemigos, debido a su mal carácter y tono punzante y despectivo que usaba cuando hablaba de algunos personajes en el mundo del glamur y del espectáculo.

Muchas veces se refirió, por ejemplo, a la cantante Adele como gorda y sin clase, o llamó fea a la actriz Meryl Streep en varias ocasiones. Básicamente este señor decía lo que pensaba sin tener el menor remordimiento alguno de lo dicho.

Tal vez, una manera de sentirse mejor o por encima de los demás era ridiculizando a personas tan brillantes como él, pero hay que reconocer que también lo hizo demostrando su talento en cada pieza que diseñaba, plasmando su creatividad, buen gusto y elegancia.

De su vida amorosa solo realmente se conoce el amor platónico por elaristócrata francés Jacques de Bascher con quien convivió dieciocho años, pero sin tener aparentemente relaciones sexuales. De acuerdo con la periodista Marie Ottavi, quien acaba de publicar la biografía de Bascher, Karl sí tuvo sexo con él, pero solo en dos ocasiones.  Aparentemente a el diseñador no le interesaba el sexo, pero a Bascher, su amante, sí.

Karl Lagerfeld y Yves St Laurent

Se dice que la enemistad entre Karl Lagerfeld y Yves St Laurent se debió precisamente al affaire que tuvo Laurent con Bascher y con el mismo Karl, a quien llegó acusar la pareja de Yves Pierre Bergé de haber montado un complot para desestabilizar el imperio Laurent. De eso nunca hubo pruebas, pero de que acabó con la relación de amistad entre ellos no hay ninguna duda.

Para el káiser -como le decían popularmente- su mundo era la moda y su gato. Su muerte marca el casi final de un circulo de los grandes diseñadores que no solo revolucionaron el mundo de la moda con sus diseños sino también con sus estilos de vida.

Lagerfeld era un hombre polifacético, tenía la capacidad no solo de ilustrar moda, sino también fue fotógrafo, caricaturista y artista.

Y aunque para los defensores de los animales su muerte pudiera parar el querer seguir diseñado piezas con piel de animales, para otros su partida ha dejado un hueco.  Con él se acabó una era mística que comunicaba el pasado con el presente, dejando una silla más vacía de aquellos que hicieron historia en el mundo de la moda.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *